Montajes sencillos, limpios y sin ningún tipo de obra

Nuestros paneles decorativos Panespol® destacan por su fácil instalación. Son paneles de poliuretano muy ligeros y resistentes, con un diseño que está realizado para que encajen perfectamente, dotándolos de una gran sencillez para su montaje. Además, resulta muy rápido y fácil su adaptación a cualquier espacio, ya sean superficies lisas, esquinas o columnas. Al presentarse en paneles de aproximadamente 1m2 es más sencillo prever la cantidad de paneles necesarios. Los paneles Panespol® se instalan en un tiempo récord, ya que su colocación es muy sencilla: cortar, pegar, fijar y retocar. Como todos nuestros paneles, estos pueden colocarse por una sola persona en un tiempo muy corto, sin necesidad de obra, limpio y muy rápido. De este modo, se consigue optimizar tiempo en su montaje y, por tanto, mejorar los costes en el revestimiento de paredes.