Impresionantes escenas hiperrealistas para el Normandy Victory Museum (NVM)

Los paneles de Panespol forman parte de la recreación de los escenarios en el Museo de la Victoria de Normandia

Las escenas históricas, especialmente las bélicas, deben recrearse con finura para no resultar decepcionantes. En este sentido, los museos modernos necesitan de las habilidades y las tecnologías más avanzadas para dotar de credibilidad a las historias que relatan.

El pasado 19 de mayo, en el norte de Francia, se inauguraba un nuevo museo basado en aquellas batallas que tuvieron lugar durante la segunda guerra mundial en la zona donde aterrizaron las fuerzas que lucharon contra la Alemania de Hitler.

El Normandy Victory Museum (NVM) encargó a Panespol®—a través de su distribuidor en Francia, BRIMAR— la recreación de algunos de sus elementos escénicos más importantes. Materiales y acabados han sido minuciosamente creados para reflejar y reproducir la atmósfera resultante tras los combates entre tanques e infanterías.

Se trata de una magnífica oportunidad para poner a prueba, de nuevo, el realismo y la versatilidad que aportan los sistemas Panespol® a cualquier ambiente. El reto del museo consistía en recrear los edificios de los pueblos de la zona, semiderruidos tras los ataques. Estas detalladas y atmosféricas escenas han sido diseñadas y creadas a partir de tres modelos de las gamas BRIKS y STONES –1. Piedra Segovia gris musgo (TX-078); 2. Piedra Segovia Tierra (PX-077); 3. Ladrillo Viejo (PX-022).

 

  • Los paneles de Panespol forman parte de la recreación de los escenarios en el Museo de la Victoria de Normandia
  • Los paneles de Panespol forman parte de la recreación de los escenarios en el Museo de la Victoria de Normandia
  • Los paneles de Panespol forman parte de la recreación de los escenarios en el Museo de la Victoria de Normandia
  • Los paneles de Panespol forman parte de la recreación de los escenarios en el Museo de la Victoria de Normandia

 

Las impresionantes superficies de Panespol® han sido capaces de reproducir quiebros y grietas de los ladrillos de las casas y de la pared de piedra de una cafetería en ruinas. Los polímeros sintéticos que usa la empresa consiguen crear materiales duraderos a la par que ligeros. El equipo de curadores y técnicos del museo ha podido incorporar superficies que de otro modo hubiesen requerido grandes costes y esfuerzos.

Además, el sistema ha cumplido con las estrictas normas contra incendios que requieren los materiales de los museos, a lo que hay que sumar que son completamente atóxicos y reciclables en un 100% cuando ya no se necesitan.

El nuevo museo, que reconstruye aquellos eventos clave del verano de 1944, se ubica en Catz, cerca de Carentan, en el terreno de un viejo aeropuerto cerca de donde tuvieron lugar aquellos míticos aterrizajes en la costa de la Operación Overlord. Se trata de una oferta turística complementaria para una zona de gran interés histórico.