Panespol®, todo empezó con una mágica inspiración

Panespol_Tale

Las pequeñas ideas se pueden convertir en muy grandes, aunque para crecer necesitan una pócima compuesta, mitad y mitad, por necesidad y curiosidad.

La historia de Panespol® se inició el día en que su fundador, José Juan Leva, se vio a si mismo delante de su pequeña casa de campo imaginando qué podría hacer para darle algo de vida a aquellas paredes exteriores desnudas y… ¿porqué no? que sirviese de paso también para las habitaciones interiores.

En aquellos tiempos, justo cuando el milenio llegaba a su fin, José Juan se dedicaba a la manufactura de figuras y molduras de poliuretano para manualidades artísticas. Todavía no era consciente de que una especie de genio revoloteaba a su alrededor queriendo inspirarle algo…

 

La necesidad: la madre de la invención

 

“Tenía una pequeña casa de campo, y tengo que reconocer que soy bastante bueno con todo tipo de bricolaje”,

nos cuenta José Juan.

“Necesitaba algo que fuera fácil de aplicar, que tuviese buena estética y que no necesitase cemento para colocarlo, porque la obra es precisamente mi punto débil.”

Después de darle muchas vueltas, decidió dirigirse a un establecimiento de materiales de decoración, a ver qué había por allí.

“Lo único que encontré fue una imitación de ladrillo hecha con yeso, bastante mala por cierto. Se me ocurrió que podría ser una buena solución intentar simplemente pegar las placas a la pared, así es que acabé comprando una caja para probar”.

Cuando la caja llegó, el material estaba hecho añicos… Más de uno sabe a qué nos referimos. Es lo que tiene trabajar con revestimientos hechos de materiales pesados y quebradizos.

“¡De repente mi mente se iluminó como una bombilla!… Si pudiera fabricar este tipo de productos con poliuretano… no se romperían, y además podría hacer piezas más grandes.”

“Lo más sorprendente fue constatar que a nadie antes se le había ocurrido. Lo hice yo mismo, y lo patenté.”

Y así es como nació Panespol®: “ahora me parece una idea simplona, casi obvia”, según afirma el gerente de la empresa.

Esta aparentemente sencilla idea es a día de hoy la superficie más simple, duradera y práctica que se ha creado para transformar los espacios de un gran número de sectores. Arquitectos, diseñadores y decoradores de todo el mundo están encantados con ella, y el mundo del ‘contract’ para uso comercial y público está recurriendo a Panespol® como la primera opción en revestimientos, tanto para interiores como para exteriores.

Y recuerda, Panespol® es la marca. Cuidado con las imitaciones.