Llevar la naturaleza al interior, una floreciente tendencia en decoración

Mysterious forest under the bright sun

Más allá de las tradicionales plantas domésticas, desde los versátiles ficus hasta las lujosas orquídeas; el follaje natural vuelve a estar entre las preferencias del interiorismo contemporáneo.

En medios sociales como Pinterest, Instagram o Twitter, abundan las sugerencias para diseñadores y particulares interesados en los beneficios psicológicos de llevar a los espacios interiores la magia del medio ambiente. Hace años que Panespol®, viendo venir la tendencia, puso en el mercado lo que ya es una referencia de esta moda: sus paneles de musgo natural (Natural Moss).

Si has caminado alguna vez por uno de los muchos bosques cubiertos de musgo del hemisferio norte —en Europa o las Américas— sabrás del hechizo que produce esa forma de flora tan esencial sobre nuestra psique.

Atrayente, reconfortante, estimulante… El musgo aporta silencio a la maravillosa naturaleza, apaciguando y dulcificando los ambientes. La textura que proporciona a las superficies posee un poder sutil y sugerente, que actúa de forma inconsciente sobre las emociones. La conocida alfombra forestal, formada (en la mayoría de especies de musgo) por hojas de una sola célula de espesor, ofrece una sensación táctil afelpada y esponjosa; una sugerencia subliminal, quizás, de que deberíamos gestionar el toma y daca de la vida con más paciencia y alegría.

Invitar a los encantos de la naturaleza a entrar en nuestros interiores parece ser, pues, una muy buena idea; los imaginativos sistemas del Natural Moss de Panespol® se basan en esa fascinación ancestral, que tiene una sorprendente historia tanto en el folclore como en la medicina y la magia.

 

 

Y, ¿cómo no? la decoración ha hecho uso del musgo durante siglos, desde el paisajismo de los jardines hasta el interior de las casas, por ejemplo en los centros de mesa. En México es un típico adorno navideño, y para la tradición irlandesa colocar un trozo de musgo debajo de las alfombras es garantía de suerte y prosperidad.

Esa creencia en que el musgo atrae la buena suerte explica su uso en la magia blanca y negra durante siglos, como ingrediente de los hechizos relacionados con lo que los esotéricos denominarían ‘asuntos de Júpiter’ (temas legales, sobre el dinero, el crecimiento y la espiritualidad).

Durante el XIX, construir en los jardines ‘mosseries’ decorativos sobre estructuras de listones de madera con grietas, entre las cuales emergían capas de musgo, supuso una intensa moda entre británicos y estadounidenses.

También en la geografía y la tradición británicas era común utilizar una especie de musgo para extinguir los fuegos (gracias a su poderosa capacidad de absorción de agua). Para los nativos norteamericanos fue un importante símbolo cultural de la bondad de la naturaleza, y una fuente de utensilios, como aplicadores de pintura, esponjas, bases de cama, pañales y vendas. De hecho, el uso del musgo como venda estuvo muy extendido para cubrir y tratar las heridas de los soldados de la Primera Guerra Mundial.

 

Colores_NaturalMoss

 

Para hacer imperecedera su gama Natural Moss, Panespol® utiliza un proceso que se llama “estabilización vegetal”, de tal forma que su instalación en interiores no precisa de ningún cuidado particular, más allá de mantener un nivel de humedad ambiente superior al 50% para que el musgo se mantenga fresco y bello.

Esta mezcla inteligente de artesanía, tecnología y ecología permite a los diseñadores disponer de una textura noble y natural en una amplia gama de colores seductores, todos ellos realizados con pigmentos 100% naturales. Su uso en decoración proporciona superficies espectaculares para contextos de diseño muy modernos, como hoteles, espacios para el arte y la cultura, restaurantes, salas y centros de negocios, oficinas, salones de belleza y peluquería, aeropuertos…; y allá donde la imaginación del proyectista se atreva a llegar.

GuardarGuardar

GuardarGuardar